Cuáles son las bases que tiene que tener tu negocio para llevarlo hacia una transformación digital.

El check list que quizás no sabías (o si) de lo que debemos definir de nuestro negocio previo a crear una web y en pos de una transformación digital.



Cuando decidimos hablar de este tema, sabíamos que esta nota debía ser escrita por "ella", the specialist! Señoras y señores ... mucha estrategia de manos de Vero Mansilla, directora de Red Comunicaciones y parte (im-por-tan-tí-si-ma) de Blika. Los dejo con ella:


Muchas personas llegan a mí con una preocupación recurrente: ¡No vendo! ¡No sé cómo hacer para vender más! Y mi primera pregunta inevitable es: ¿Qué vendés? Más allá del producto o servicio en sí, ¿Qué es lo que vendés? ¿Cuál es la solución que le ofrecés a tu público? Y ahí es donde se escucha de fondo el famoso Cri Cri…


Una de las primeras cosas que tenemos que preguntarnos es POR QUÉ HACEMOS LO QUE HACEMOS. Lejos de ser una duda psicológica o filosófica, tiene más que ver con preguntarnos qué es aquello que queremos lograr, ¿cómo y en qué podemos ayudar desde nuestro lugar a otras personas?, ¿cómo nos hace sentir eso, qué nos genera, qué aporta a nuestra vida y qué podemos aportar nosotros al mundo? ¿Qué es eso relacionado con tu negocio que te hace levantarte cada mañana?


Estas preguntas, cuyas respuestas las sabemos, pero quizás no nos ponemos a analizarlas o verbalizarlas, son el primer acercamiento a lo que llamamos Propósito de marca.


¿Por qué es importante reconocer este propósito? Porque si nosotros no lo tenemos en claro, va a ser muy difícil conectar con nuestros seguidores/clientes/público.


¿La base está?

Todo el tiempo, de alguna manera nos estamos vendiendo, la elección de la ropa que usamos, el lenguaje que utilizamos, si decimos o no lo que pensamos, si hablamos mucho, si hablamos poco, todo eso genera una imagen de nosotros que es percibida por otras personas, y si no somos claros en nuestra manera de comunicar puede pasar que seamos percibidos de una forma diferente a la que nosotros sentimos que somos.


Ahora eso trasladalo a tu negocio. Si nosotros no tenemos en claro quiénes somos, qué hacemos y por qué hacemos lo que hacemos, no podemos comunicarnos de manera clara al mundo.


Aquí es donde no puedo dejar de mencionar a las bases de la marca. Aquellos pilares que sostienen nuestro negocio. Si las bases no están claras tenemos a un negocio sobre arena movediza.


Check List de las bases de la marca.

Voy a enumerar a grandes rasgos puntos importantes que conforman las bases conceptuales de un negocio que van a posibilitar luego delinear las bases estratégicas.


  1. Misión: se usa para responder el ¿Por qué y para qué? de tu marca. Describir la misión te ayuda a vos y a las personas a las que te dirigís a entender la razón de existir de tu negocio. ¿Cuál es tu por qué? ¿Para qué? ¿Cuál es el “dolor” que venís a calmar? En marketing se usa mucho el concepto de “puntos de dolor” para referirse a la necesidad, a eso que querés satisfacer.

  2. Visión: Es la proyección de tu negocio en el tiempo. ¿Para qué es importante? Para varias cosas, primero porque te permite ponerte objetivos a corto y largo plazo. Segundo, porque es un plus de motivación, pensar a donde querés estar te hace poner las pilas para estar cada día un poquito más cerca y a su vez te ayuda cada vez que querés patear el tablero jaja.

  3. Valores: Son principios de nuestro negocio que queremos transmitirle a nuestro público: ¿Qué te gustaría que tu público sepa que tu marca valora? ¿Que sos una marca divertida y que te gusta transmitir eso? ¿Que sos confiable y que si te comprometés con una entrega la vas a cumplir en tiempo y forma? ¿Qué tenés una atención personalizada y que te gusta generar vínculos con tus clientes?

  4. Promesa de valor: Aquí viene el famoso diferencial, qué es eso que ofrecés que solo vos podés hacerlo de ese modo, en qué te diferencias de otras marcas que hacen lo mismo que vos y por qué deberían comprarte a vos.

  5. Cliente ideal: Es la definición de la persona a la que nos dirigimos y queremos resolverle el problema o necesidad, que tiene determinadas características demográficas, comportamientos, emociones, formas de comunicarse. No es lo mismo hablarle a un adolescente que hablarle a una persona mayor, por eso el “A QUIÉN” le hablamos va a ser clave en la definición de una estrategia.

  6. Objetivos: Y acá entra el concepto de Objetivos Smart, es decir, aquellas metas concretas que nos dan la posibilidad de visualizar hacia donde va nuestro negocio. Smart quiere decir que son específicos, alcanzables, medibles, realistas y definidos en un límite de tiempo. No es lo mismo decir “quiero tener más seguidores” que “Quiero incrementar mis seguidores en Instagram un 15% en el próximo semestre" ¿Cambia no?

  7. Voz de Marca: Se trata básicamente de la personalidad. ¿Cómo es tu marca? ¿Qué características tiene? ¿Cómo querés que sea percibida? Usar emojis o no usarlos, hablar con lenguaje inclusivo o no hacerlo, usar un lenguaje técnico o coloquial, las imágenes, los colores de tu marca, la tipografía que usas son todos elementos que van a delinear una personalidad que se va a transmitir a través de esos elementos.

  8. Servicios: Tener en claro qué vendemos y qué no, en qué vamos a hacer foco, qué impacto tiene cada servicio en nuestro negocio, como así tener claro la metodología que utilizamos, nos va a ayudar a saber qué es lo que vamos a comunicar y de qué manera a posterior armar la famosa “página de venta”.

Una vez que tenemos claro el QUÉ vendemos y a QUIÉN le vendemos, es posible poder empezar a diagramar el CÓMO.

Y antes de irme te pregunto ¿Cómo están las bases de tu negocio? ¿Son arena movediza o tiene estructuras sólidas?


De más está decir que si algo no se entendió o si te quedó alguna duda podés escribirme sin problema. Un beso grande.


Vero Mansilla

Lic. En Comunicación

Creadora de Red Comunicaciones

23 visualizaciones